viernes, 10 de febrero de 2012

MINI JOBS

Se espera que en el día de hoy se apruebe por el nuevo gobierno una reforma laboral  y aunque la ministra de Empleo Fátima Báñez los ha descartado, desde distintos medios de prensa   han presentado los Mini Jobs como una solución para facilitar la contratación .

Ved el video siguiente  y responded a la siguientes cuestiones:
-¿ En qué consiten los Mini Jobs?
- ¿ Cuál es el salario que se cobra? ¿ Cuántas horas se trabajan a la semana?
-¿ Qué colectivos se benefician de los Mini Jobs?
- ¿ Son los Mini Jobs la razón del éxito de la economía alemana?¿ por qué?
- Leed a continuación el artículo del profesor  Sandalio Gómez y  resumid  lo que opina sobre los Mini Jobs . ¿ Cuál es la versión española de los Mini Jobs?



Contrato a tiempo parcial; por Sandalio Gómez


18 Febrero 12 - - En España, cuando se encuentra una palabra novedosa y si es en inglés, mejor aún, empieza a usarse con total desparpajo, sin conocer bien ni de lo que se trata ni sus consecuencias. Uno de estos términos, hasta hace sólo unos meses desconocido, es el de los famosos «mini jobs», que se plantean como la panacea para lograr la disminución del paro. Un análisis somero nos permite desmitificar el término y conocer su verdadero sentido, que no es otro que el de un simple trabajo a tiempo parcial, con el añadido de que sea barato y sin cobertura social alguna.

Son peores que los famosos «contratos basura» de la Reforma Laboral del año 94. Hay que ser realistas y reconocer que se necesita impulsar con fuerza el contrato a tiempo parcial, ya que estamos por debajo de la media europea, y tomar ejemplo del 40% que existe en Holanda. Pero hay que hacerlo dentro de unos mínimos que eviten abusos de todo tipo. Cuando se dice que es mejor cualquier trabajo que estar en paro, es verdad, pero sin sobrepasar un nivel de dignidad de la persona.

Para incentivar el empleo a los jóvenes hay que pensar, además, en un contrato de formación, sin las limitaciones administrativas que existen en la actualidad, que estén subvencionados en el coste de la seguridad social, sin merma de las coberturas sociales para el trabajador, cuya retribución debería ser inferior al mínimo fijado en el convenio del sector y estar acordada con los agentes sociales.



Sandalio Gómez

Profesor del IESE