miércoles, 9 de mayo de 2012

¿ Qué es un coco?


Cuando leemos o escuchamos noticias sobre nuestro sector financiero aparecen términos que nos son desconocidos . Os dejo un resumen de un artículo publicado en el periódico La Información que los explica de forma sencilla.

¿Qué es un banco malo? ¿Y un coco? Diccionario urgente de finanzas

 lainformacion.com


El sistema bancario español (especialmente las cajas) está siendo protagonista de fusiones, rescates, y fórmulas financieras para salir de su crisis. He aquí unos pocos términos para entender la rabiosa actualidad.

Activo Tóxico:  Bancos y cajas han concedido créditos para que sus clientes comprasen pisos, casas,, solares y oficinas. Ahora, eso supone un de 320.000 millones de euros. El problema es que esos pisos y casas no valen hoy lo mismo que hace cuatro años sino mucho menos. Y encima, muchos de sus clientes no han podido pagar la hipoteca, hay promociones sin terminar o abandonadas. Las entidades se han tenido que quedar con esos activos, ahora llamados 'activos tóxicos'. Se calcula que hay 180.000 millones de euros en activos tóxicos. Pero bancos y cajas, en lugar de reducir ese valor en sus contabilidades, no lo han hecho totalmente porque eso les abocaría a reconocer pérdidas millonarias. Esa es la gran bomba de relojería del sistema financiero español. Para resolver ese dilema, se habla de meter esos pisos en lo que se llama Banco Malo.

Banco Malo: Para evitar que los bancos se sumerjan en pérdidas o tengan que pedir dinero para ampliar capital (ahora, el dinero es un bien escaso), el Banco de España les permitirá que traspasen esas partidas tóxicas a una entidad que se creará para el caso. Esa entidad se llamará metafóricamente Banco Malo. El Banco Malo aceptará la morralla de bancos, cajas y cooperativas de crédito, ahora convertidos en pisos invendidos, solares depreciados o promociones abandonadas o a medio terminar. ¿Qué se consigue? Que los bancos o cajas limpien su balance para que puedan volver a prestar dinero.

FROB:  Hablamos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria. Para entendernos: es el 'salvavidas' del sistema financiero para evitar la quiebra y el contagioso pánico de los ahorradores. El Estado lo creó en junio de 2009. Es un fondo que inyecta liquidez (mete dinero) en las entidades antes de que se hundan. Ese fondo tiene 29.000 millones de euros entre capital, emisiones y créditos. En resumen, dinero salido de los Presupuestos del Estado, de las aportaciones de los bancos y cajas, y de los mercados. Para inyectar dinero, el Frob ha exigido a bancos y cajas  fusionarse con otras entidades y formar una nueva. Así, de 45 cajas de ahorro que había hace tres años, ahora son unas 16. Y han cambiado de nombre; Unimm, Evo, Banca Cívica...

Inyeccion de liquidez: hay muchas formas de meter dinero a las entidades financieras. Se inyecta liquidez como quien inocula suero en la sangre de un paciente enfermo.  Cuando el Estado ve que una entidad está a punto de quebrar, puede hacer varias cosas.  Entra en el capital del banco con dinero público, sufraga las pérdidas, y se apropia de la entidad. Se llama nacionalización pura y dura. El Estado inyectó el la CAM unos 4.000 millones. Lo nacionalizó. Echó a los directivos. Y la revendió al Banco Sabadell por un euro. Es la única forma de salvaguardar la imagen de la banca y los ahorros de miles de personas. Otra forma de inyectar es lo que se pretende hacer en Bankia. La entidad financiera emitirá bonos convertibles convergentes (cocos) por valor de unos 7.000 millones de euros. Y el Estado se los comprará a cambio de un interés alto.

Bonos Convergentes Convertibles (cocos): una entidad (por ejemplo, Bankia) emite bonos para obtener liquidez. El Estado se los compra. A cambio, la entidad le paga al estado un interés 8% anual. Al ser 'convertibles convergentes' (cocos), significa que se pueden convertir en acciones si el nivel de recursos propios de la entidad (capital y reservas de dinero) desciende por debajo de un nivel. En ese momento, el Estado se convierte en accionista y pueden acabar tomando el control de la entidad. Los 'cocos' son conocidos en el mundo de la inversión privada.

Participaciones preferentes: cuando estalló la crisis en 2008, muchas entidades bancarias se quedaron sin dinero y se inventaron las participaciones preferentes para obtener liquidez a corto plazo. Ofrecían un tipo de interés bastante alto y muy atractivo. A cambio, los compradores de esas participaciones renunciaban a muchos derechos. Por ejemplo, los derechos políticos. Las participaciones no daban interés variable (dividendos) sino fijo. No se pueden vender fácilmente en Bolsa. Pueden llegar a perder todo su valor. Por eso se convirtieron en un escándalo y muchas entidades abandonaron este producto financiero.
Fondo de Garantía de Depósitos: es un fondo que está compuesto por la aportación anual de las entidades de crédito. El objetivo es que si un banco o caja quiebra, los clientes puedan recuperar hasta 100.000 euros por persona (antes de la crisis de 2008, el tope eran 20.000 euros). En teoría, ese FGD debería contener 8.000  millones pero gran parte se ha empleado para salvar Caja Castilla la Mancha, Caja Sur, y la CAM. Quedan unos 2.000 millones.