miércoles, 10 de abril de 2013

PARA SALIR DE LA CRISIS : ¿ QUÉ TIPO DE POLÍTICA MONETARIA ES LA CORRECTA?


 Cada banco central ha actuado de forma diferente ante esta crisis económica. Por una parte la Reserva Federal ( banco central de Estados Unidos ) ha inyectado dinero en la economía y el BOJ ( banco central de Japón)  ha anunciado una actuación similar para los próximos dos años .Por otra parte, el BCE  se ha mantenido en su política de control de la oferta monetaria.

Os resumo un artículo publicado en el periódico ELConfidencial.com sobre las diferentes formas de actuar de los bancos centrales:


Contrastes monetarios: todos quieren más del BCE... y menos de la Reserva Federal



Ben Bernanke (Fed) y Mario Draghi (BCE).Pedro Calvo 10/04/2013 (06:00h) 



             Con los bancos centrales nunca hay término medio. Unos tanto -se opina- y otros tan poco -se critica-. La Reserva Federal (Fed) estadounidense y el Banco Central Europeo (BCE) ejemplifican esa dicotomía por las diferentes recetas monetarias que están aplicando contra la crisis. La controversia que envuelve a esa disparidad vive ahora un nuevo episodio. Mientras crecen otra vez las voces que reclaman mayor contundencia a la entidad presidida por Mario Draghi, al otro lado del Atlántico los propios miembros de la Fed están agitando el debate acerca de cómo retirar las extraordinarias medidas que han aplicado en los últimos años.

El lunes, Mariano Rajoy demandó del BCE una política más similar a la seguida por la Fed o, más recientemente, por el Banco de Japón (BdJ), que el pasado jueves anunció un espectacular programa ................La petición del presidente español se suma a las que se escuchan periódicamente en Francia, donde varios de los miembros del Elíseo........ han criticado la "inactividad" del BCE durante la crisis.

Ayer, el debate encontró nuevos argumentos para mantenerse vivo. Por un lado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió en un informe que no se esperan importantes presiones inflacionistas a pesar de las expansivas políticas monetarias de los principales bancos centrales; es decir, dio a entender que las instituciones monetarias no tienen motivos para apurarse a la hora de retirar de los estímulos. Y por otro, el nuevo secretario del Tesoro de EEUU, Jack Lew, afirmó en París que los países europeos deben "fortalecer su demanda", una reflexión que rápidamente evocó a la polémica entre la austeridad y el crecimiento y a la discutida labor del BCE.

Con las elecciones a la vista... Nein!

Sin embargo, esas demandas equivalen a predicar en el desierto. Para que el BCE emulara a la Fed y al BdJ sería necesario modificar sus estatutos, sus funciones y el Tratado de la Unión Europea. Draghi lo comentó en la reunión del pasado jueves, cuando reconoció que el BCE tiene menos margen de maniobra y más dificultades para activar ciertas medidas que otros bancos centrales. Y así lo admitió el propio Rajoy el lunes, porque planteó incrementar las competencias del BCE para que adoptara políticas más contundentes.

Con las elecciones alemanas esperando en septiembre, no es probable que la canciller, Angela Merkel, esté dispuesta a semejante concesión. A los ojos de los electores germanos equivaldría a una traición, puesto que el BCE está hecho a imagen y semejanza del Bundesbank y ese movimiento sería interpretado como una muestra de debilidad pro-inflacionista.

Al mismo tiempo, el BCE también encuentra argumentos para defenderse por sus propios medios. ..................  como se encargó de recordar Draghi el pasado jueves, .... "el BCE no puede hacer el trabajo" que les corresponde a los políticos en el ámbito fiscal. Y ......... que su mandato es el que es, y no es otro que mantener controlada la inflación -por debajo, pero cerca, del 2% a medio plazo- y que el Tratado, en su artículo 123, le prohíbe taxativamente "la adquisición directa" de deuda pública.

Hacia la retirada de los estímulos en EEUU

En contraposición con el debate imperante en la Eurozona, en Estados Unidos la polémica reside en cuándo empezará a retirar sus estímulos la Fed. Más en concreto, el último de ellos, la tercera ronda de estímulos cuantitativos (QE3) que puso en marcha en septiembre y que, por ahora, consiste en la impresión de 85.000 millones de dólares nuevos al mes mediante la compra de deuda pública e hipotecaria.

En los últimos días, varios de los miembros de la Fed han sugerido que la institución debe ir pensando en cómo y cuándo hacerlo. ..................... El problema, sin embargo, es que la economía continúa sin afianzar su recuperación, sobre todo en lo que respecta al mercado laboral, por lo que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, puede entender que aún es pronto para dar marcha atrás.